Así fue el comienzo...

63 años conduciendo los niños a Jesús

La misión apostólica de la Congregación de las Hermanas del Niño Jesús Pobre, es el cuidado de los niños y jóvenes en sus necesidades espirituales, corporales, morales y religiosas. Conscientes de esta tarea, las superioras de la comunidad decidieron en 1956 poner en acción el carisma propio de la Congregación: "Conducir los niños a Jesús". Escogieron para comenzar su trabajo apostólico con los más necesitados un sector de la clase marginada situado en las cercanías de Bosa. El 16 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Carmen, se instalaron en una pequeña casa ubicada en el sector rural, a la orilla del río Tunjuelito, e iniciaron su tarea de servicio y ayuda caritativa. Los enfermos, los necesitados, y especialmente los parceleros, encontraron en la sensibilidad social de las hermanas, la solución a sus problemas.


Con la mirada puesta en el Señor y apoyadas en la luz de la fe y la confianza, iniciaron la obra educativa que lleva el nombre: INSTITUTO CLARA FEY, en memoria de la fundadora de la Congregación religiosa. En febrero de 1957, en espacios muy precarios adaptados lo mejor posible, se abrieron los tres primeros cursos de primaria. Fueron matriculadas 82 niñas venidas de los alrededores. En su deseo de dar una educación integral a las niñas, las hermanas vieron la necesidad de capacitar a los padres de familia e iniciaron por este tiempo una campaña de alfabetización y cursos de corte y confección para las señoras.


Gracias a la gestión de las hermanas de la Congregación para canalizar recursos y gracias a la ayuda de innumerables bienhechores de la obra en Alemania, se logró construir un edificio con las comodidades necesarias para ofrecer a las niñas un excelente servicio y atención.

 

031 7837501

©2019 by Instituto Clara Fey. Proudly created by Adriana

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now